#FOAMed Espanol

Bajas Dosis de Ketamina Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta

Introducción:

El rol de la Ketamina en el servicio de emergencia se ha expandido en los últimos años. Los usos clínicos hacen fácil entender la razón, entre éstos la analgesia, amnesia y anestesia. Sorprendentemente, la Ketamina no solo reduce el dolor agudo, sino que también disminuye el dolor crónico y neuropático. Aún más importante, ha demostrado que el uso de dosis bajas de Ketamina (0.1-0.3 mg/kg IV) puede reducir el uso de opioides. Una de las mayores dificultades que se presentan con el bolo IV a bajas dosis de Ketamina son los efectos adversos, tales como sensación de irrealidad, nauseas/vómitos y mareo. Muchos proveedores médicos de emergencias han observado una disminución de los efectos adversos cuando se administró lentamente la Ketamina. En el artículo que se revisa hoy, los autores trataron de observar si aumentando la duración del bolo IV (3-5min) de Ketamina a infusión lenta (10-15min), se podía atenuar algunos de los efectos, manteniendo la eficacia analgésica.

ketamine

NEFROPATIA INDUCIDA POR CONTRASTE – #FOAMed Project en Espanol: EM NEWS #02

Richard Sinert: “Quisiera aplaudir el estudio, Riesgo de injuria renal aguda después de la administración de medios de contraste intravenoso, por Hinson et al [1] publicado en la edición de febrero del 2017 en Annals of Emergency Medicine. Antes de discutir los detalles de este estudio, quisiera dar una perspectiva histórica sobre cómo el estudio de Nefropatía Inducida por contraste ha evolucionado.”

Kidneys

#FOAMed Project en Español: EM Mindset #01 – Pensando Como Médico de Emergencia, por Joe Lex

“La medicina de urgencia son los 15 minutos más interesantes de todas las otras especialidades” – Dan Sandberg, BEEM Conference, 2014[1]

¿Por qué somos diferentes? ¿Cómo podemos diferenciamos de otras especialidades de la medicina? Nosotros trabajamos en ambientes diferentes, en diferentes horas y con diferentes pacientes, más que cualquier otra especialidad. Nuestro lema es “Cualquier persona, cualquier cosa, en cualquier momento” [2]

Mientras otros médicos insisten en preguntar “¿Que tiene el paciente?” “¿Cuál es el diagnóstico?, los médicos de urgencia están constantemente pensando “¿Qué necesita este paciente?” [3] ¿Que necesita ahora? ¿En 5 minutos? ¿En 2 horas? ¿Esto implica una manera diferente de pensar?

A Mente do Emergencista

El concepto de mirar pacientes indiferenciados con síntomas, no diagnósticos, es ajeno a muchos colegas médicos. Si lo hacemos diariamente, muchas veces durante un turno. Cada vez que me presento a un paciente, nunca sé en qué dirección van a ir las cosas. Pero siento que debería dales la siguiente aclaración:

#FOAMed Project en Español: EM Pearls #01: CIWA-AR para Intoxicación Alcohólica

Presentación del Caso:
Hombre de 53 años que se presenta en el servicio de urgencia con antecedentes de 12 unidades de alcohol diarias, su último trago fue hace 24 horas atrás, refiere sentirse ansioso y nervioso. Signos vitales: FC: 90 PA, 135/90, FR 18, Tº 37,2 SatO2 97% con aire ambiental.

Pregunta:
¿Cómo se puede determinar la gravedad de la abstinencia y la necesidad de tratamiento de pacientes hospitalizados versus pacientes ambulatorios?

Tox Cards

#FOAMed Project en Español- EM News #01: El Techo Analgésico del Ketorolaco

Ketorolac

Línea de fondo: El Ketorolaco es un analgésico parenteral de uso común en el Departamento de Urgencia, indicado para una variedad de usos que van desde lesiones musculoesqueléticas hasta cólicos renales. Este fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE) está disponible por vía oral, intranasal y parenteral. El Ketorolaco tiene una serie de efectos secundarios incluyendo náuseas, vómitos, sangrado gastrointestinal e insuficiencia renal. El riesgo de sangrado gastrointestinal parece estar relacionado con el uso de dosis más altas y con el uso prolongado. Al igual que con todos los AINE, el fármaco tiene un techo analgésico  (la dosis a la cual la dosificación adicional no proporcionará analgesia adicional, pero puede conducir a más efectos secundarios). La dosis actual de la FDA es de 30 mg intravenosa y 60 mg intramuscularmente para los pacientes <65 años de edad. Sin embargo, la necesidad de estas dosis no está clara y estudios previos han demostrado eficacia de dosis considerablemente más bajas. El uso de dosis más bajas, si son efectivas, puede mitigar el potencial de daño.

Artículo: Motov S et al. Comparison of intravenous ketorolac at three single-dose regimens for treating acute pain in the emergency department: a randomized controlled trial. Ann Emerg Med 2016. PMID: 27993418